Día 20: Entre el Huila y el Putumayo

Luego de la visita a San Agustín cogí camino hacia la ciudad de Mocoa, según los mapas que llevo no hay carretera, según algunas personas hay una muy buena... resultó ser lo segundo, una vía excelente con paisajes maravillosos y bastante solitaria, en todo el trayecto desde Pitalito (130 Km.) me habré topado con un máximo de 100 carros.
Estaba algo preocupado, pues la zona no tiene buena fama en cuestiones de seguridad, incluso varias personas me habían recomendado que viajara en bus (por eso al salir de San Agustín me dirigí hacia el batallón que queda cerca de Pitalito y pedí algunas referencias sobre el estado de la vía, me dijeron que no habían recibido informes de nada), luego de pensarlo un poco decidí arrancar en bici.
Los primeros kilómetros muy sabrosos, estaba advertido de una subida algo larga, pero resultó que no lo era tanto, al llegar al alto que marca la frontera entre el Huila y el Cauca me encontré con un grupo de soldados, de un batallón de caballería mecanizada de Bogotá, estaban con sus tanques pendientes de cualquier cosa y listos para salir a toda. Me paré a almorzar y a hablar con ellos, me bombardearon con preguntas y comentarios sobre mi viaje y luego de que yo hubiera terminado de comer mi atún de lata y mi lecherita también de lata con agua y pan, me ofrecieron un plato grandísimo con una deliciosa bandeja paisa que me apuré a devorar.

Nos despedimos y seguí mi camino con el ánimo elevado, que me alcanzó para atravesar la bota caucana (que tiene una fama terrible, contrastante con la belleza de sus paisajes) y seguir adelante hasta llegar al final de la tarde a la frontera con el Putumayo y 20 Km. después a la Cuidad de Mocoa, Capital del departamento.


Fueron 160 kilómetros recorridos en medio de una belleza exhuberante, muchas cascadas, muchas escuelas rurales, algunos derrumbes y personas muy pero muy amables (la señora de la tienda que pensó que viajaba en moto tras echar un vistazo rápido a Cleopatra, la muchacha del teléfono de llamada por cobrar que marcó por mi...)
Llegué a Mocoa a eso de las seis de la tarde y luego de dar unas cuantas vueltas por la ciudad y por el parque me encontré con don Hernando Rodríguez, padre de mi amiga Claudita quien vive en Bogotá y no pudo estar en Mocoa a mi llegada.

La vía resultó muy segura, pese al poco tránsito, creo que me hubierra arrepentido enórmemente si hubiera tomado la decisión de recorrerla en bus y no en bici.

PD: gracias a mi mamá, quien se tuvo que poner en carreras para ponerme en contacto con los Rodríguez, pues yo había dejado para última hora la llamada y me encontré con que en esa ruta no hay red de telefonía celular.

4 comentarios:

miss k dijo...

alejo, te he estado pensando montones... espero estes bien! un beso y un abrazo de año nuevo!!!

andres lozada dijo...

Alejandro lo felicito por ese viaje, me parece de lujo. llameme cuando este cerca a Valledupar (Cesar o Guajira). Andres lozada. 3112598931

Anónimo dijo...

Alejo que bien por ese paseito que se esta haciendo y mejor que todo, saber se encuentra bien...todo se ve muy bacano desde sus fotos y apuntes. Me gusta que este disfrutandolo y espero que cuando vuelva se por fin se haga cargo de los chinos que dejo botados y por lo cuales hizo el viaje para evadir la responsabilidad jajaja....es broma...suerte pelao, estamos en contacto!! Jhon Jairo.

Anónimo dijo...

Luego de una linda comunicacion de un amigo que me envio una vista amencionando los nombres en tu recorrido, uve la sana curiosidad de ver un poco mas, ,y encontre en detalle todo lo publicado por tu persona, esto me permite conoce mejor a mi amigo, pero sobre todo a mi que me ha hechizado en algun momento el deporte en mi vida y no envano,me permite valorar el esfuerzo que has puesto en ese y seguro otros recorridos mas, que muchos mas, se atrevan a experimentar el deporte de aventura pero sobre todo la practica de cualquiera de ellos forja buenos y saludables hombres, para un provecho especial a futuro,un saludo afectuoso desde Peru, Mquegua, y que sigan muchos recorridos mas Ruby